24 de febrero de 2011

1919 - Eterno Diamante - 1994
Rescatado del VHS!

Aprovechando que hoy no hay efemérides para repostear...

Realización: Miguel Cabrera
Narración: Panchito Saturno
(Parte 1)


(Parte 2)


(Parte 3)


(Parte 4)

21 de febrero de 2011


CASSAFFOUSTH, PROCER

Robo a la cordobesa (!)

Y es que era necesario subirlo a ese pedestal, (también a Bialet Massé), para poder "bajarlo" o "desmitificarlo", como viene haciéndolo con casi todos los próceres de nuestra historia (y nuestra historia misma), ese "historiador" que además nos tiene acostumbrados al "bombardeo" de nuestros e-correo, y el de las instituciones educativas, con sus promociones.

Así es que uno de sus seguidores-colaboradores (supongo), columnista también del grupo de medios afines a estas obras, ha utilizado tal fórmula de ensalsar-detractar, para su artículo.

Haciendo uso de toda la prueba que el gobernador Pizarro a través de su perito Stavelius, montara en su momento, para denostar a Bialet Massé, al Ing. Cassaffousth, y hasta al presidente Juárez.  Empleando para ello una cita desglosada y minuciosa.
Pero ningún documento histórico más, recibe igual trato... lo sucedido posteriormente, para el es simple "creencia popular" o popularizada (mito y ¿culpa? del soberano pueblo de Córdoba).

Supongo que lo que ocurre, es que el autor o firmante del artículo en cuestión, en el medio "veintitres" (parte de "elargentino.com"), no hubiera podido emitir su juicio, de proceder equitativamente, entre sus documentos históricos referidos, con el de la absolución judicial contra todo ese aparato corrupto montado, conseguida por Bialet Massé (que incluyó un descargo público oficial), con pruebas y pericias reales, entre las que quedaba demostrado además, que el tal perito de Pizarro, Stavelius, era un falso ingeniero, que había pagado desde Buenos Aires algunas cuotas a la Sociedad de Ingenieros de Londres, para exhibirse como tal...

Lamentablemente debo incluir el enlace, a la nota referida:

http://www.elargentino.com/nota-121124-Robo-a-la-cordobesa.html

En definitiva, se está difamando a los actores, o en el mejor de los casos, se quiere agregar un malentendido o entredicho más, a los que ya pesan, por ejemplo, en la historia de Cassaffousth.
Así, no se escribe la Historia.  Precisamente, y por el contrario, la Historia se escribe superando mitos y creencias, por la investigación rigurosa y para nada selectiva de la documentación, y de la que el pueblo de Córdoba, y sus historiadores, han hecho correcto uso sin lugar a dudas.