3 de julio de 2011



TECNO'S - BATERÍAS LÍQUIDAS

Desarrollo del MIT
(Instituto Tecnológico de Massachusetts)




Donald Sadoway ha ideado una novedosa batería que podría permitir que las ciudades funcionen con energía solar durante la noche

Los prototipos nos llevan a deducir que estas baterías líquidas costarán menos de un tercio respecto de las mejores baterías actuales y podrían durar mucho más tiempo.
La batería es diferente de todas las demás. Los electrodos son metales fundidos, y el electrolito que conduce la corriente entre ellos es de sal fundida. Esto da como resultado un dispositivo inusualmente maleable (LÍQUIDOS) que puede absorber grandes cantidades de electricidad rápidamente.
El primer prototipo se compone de un envase rodeado de material aislante. Los investigadores añaden materias primas fundidas: antimonio en la parte inferior, un electrolito como el sulfuro sódico en el medio y magnesio en la parte superior. Dado que cada material tiene una densidad diferente, se mantienen en capas distintas, lo que simplifica la fabricación.
Sadoway imagina conectar pilas grandes mediante cables para formar conjuntos enormes de baterías. Uno lo suficientemente grande como para satisfacer la demanda pico de electricidad en la ciudad estadounidense de Nueva York (alrededor de 13.000 megavatios) abarcaría casi 60.000 metros cuadrados. Cargarla exigiría un parque de energía solar de un tamaño sin precedentes, para que genere, no sólo la electricidad suficiente como para satisfacer las necesidades energéticas diurnas, sino también el excedente suficiente para cargar las pilas para la demanda nocturna. Los primeros sistemas probablemente almacenarán la energía producida durante los períodos de baja demanda de electricidad para su uso durante el pico de la demanda, reduciendo la necesidad de nuevas centrales eléctricas y líneas de transmisión.

"Nadie ha sido capaz de resolver el problema de almacenamiento de energía a escala masiva para la red eléctrica", opina Sadoway. "Literalmente, estamos frente a una batería capaz de almacenar la red"



Por supuesto, la tecnología de la batería no está exclusivamente diseñada para plantas de energía solar, y podría usarse fácilmente para el almacenamiento de energía producida por las turbinas de viento, ríos, olas, etc… cuando fuese necesario. El equipo del MIT está actualmente perfeccionando el diseño mediante la mejora de los materiales que usan como electrodos, allanando la aplicación comercial de un práctico producto.
Lo bueno de las unidades líquidas es que una vez se descarga el electrolito de electrones, basta con sacarlo e insertar uno "fresco" lleno de nuevos electrones para que la batería vuelva a funcionar como nueva. No se sufre un desgaste por ello, y el rellenado es rápido y efectivo.

Los problemas de estos sistemas eran que estos electrolitos tenían una densidad energética entre cuatro y cinco veces menor que las baterías de litio, por lo que ocupaban y pesaban mucho más que las baterías favoritas, haciendo de esta una solución inviable.
El caso es que estos investigadores han conseguido un fluido capaz de solucionar estos peros, con lo que podrían tener una tecnología muy atractiva para atacar al previsible futuro monopolio del lito.

Las grandes dudas que nos quedan es saber cómo se podría procesar y reprocesar este fluido, su ecología, la capacidad de producirse y distribuirse en grandes cantidades y su coste; todos estos son aspectos tan o más importantes que la técnica en si misma, pues si no están bien resueltos, la viabilidad del proyecto quedaría estancada. Y lo que es peor, aún estando resueltos, si no hay grandes compañías que apuesten por esta técnica, podría no llegar nunca a ningún sitio, por más que tenga miles de beneficios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario