20 de septiembre de 2014

DE PRIMERA MANO
Basado en un artículo del New York TimesSteve Jobs fue un padre "Low-Tech"



El artículo indica que los directores ejecutivos de empresas tecnológicas viven bajo unas normas completamente contrarias a las de la población estadounidense y sugiere que la elite multimillonaria parece saber algo que el resto de la sociedad desconoce.

"En casa limitamos la cantidad de tecnología que usan nuestros hijos", señaló el fundador del gigante de la informática, Steve Jobs en una de sus entrevistas.

El director ejecutivo de la empresa 3D Robotics y fabricante de aviones no tripulados, Chris Anderson, quien también controla totalmente el acceso de sus hijos a cualquier 'gadget', explica que educa de esta forma a sus hijos después de haber experimentado "de primera mano los peligros de la tecnología". "Lo ví en mi persona, no quiero que a mis hijos les pase lo mismo", confesó el informático.

El fundador de Twitter, Blogger y Medium, Evan Williams, y su esposa, Sara Williams, por ejemplo, aseguran que en lugar de iPads sus dos hijos pequeños tienen cientos de libros que pueden leer en cualquier momento.

"Tenemos una estricta control del tiempo en pantalla semanal para nuestros hijos", dijo Lesley Gold, fundador y director ejecutivo del Grupo SutherlandGold, una empresa de relaciones de medios de comunicación de alta tecnología y análisis. "Pero hay que hacer concesiones a medida que envejecen y necesitan una computadora para la escuela."

Dick Costolo , director ejecutivo de Twitter, dijo que él y su esposa aprobaba este uso, limitado a cuando sus dos hijos adolescentes estaban en la sala de estar. Creen que mayores lapsos podrían tener efectos adversos en sus hijos.

Pero... ¿por qué?

Los peligros a los que se refiere Anderson son el acceso que ofrecen los teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras a contenidos nocivos como pornografía, el acoso por parte de otros niños y lo que consideran lo peor de todo, la adicción al dispositivo: "Esta es la regla número 1: No hay pantallas en el dormitorio. Nunca "

Según han aprobado varios estudios médicos, los monitores de los dispositivos electrónicos también pueden inducir a un aumento de los trastornos oculares, así como falta de sueño entre los niños dependientes de los dispositivos. Por su parte, los investigadores opinan que las frecuencias del Internet inalámbrico que utilizan muchos dispositivos como el iPad y otras tabletas pueden suponer riesgos potenciales para la salud e incluso provocar cáncer.




The New York Times



Puedes dejar a continuación tu comentario:




No hay comentarios:

Publicar un comentario